Cómo cuidar el medio ambiente

Para muchos de nosotros el tema de cuidar el medio ambiente ha sido parte de nuestras vidas desde pequeños, quien no haya escuchado gritar a su mamá “¡Apaga la luz!” desde la otra habitación, no tuvo infancia. La realidad de nuestros tiempos es un poco menos graciosa, estamos viviendo las consecuencias de no haber hecho caso a nuestras madres y de errores y negligencias mucho mayores de grandes corporaciones. El daño que hemos hecho es irreparable, pero aún podemos minimizar el impacto negativo que seguimos causando a nuestro planeta.

 

En la actualidad se ha hablado mucho del Calentamiento Global y de la Contaminación ambiental, pero muy pocos saben realmente lo que nosotros como individuos tenemos que ver con ello. Estamos acostumbrados a culpar a las grandes empresas y fábricas por sus emisiones de humo y desechos tóxicos, entre otros. La cruel y dura verdad es que nosotros somos tan responsables del maltrato a nuestro medio ambiente como lo son ellas.  

ambiente_mini

Imagina que un día sales de casa y olvidas apagar la luz de tu cuarto, dejas los cargadores de todos tus dispositivos móviles conectados (si, eso también consume electricidad), tu computadora de escritorio permanece encendida, etc.  Al darte cuenta (si es que es así) decides que no es tan importante volver para corregirlo. Puede ser que eso no te parezca gran cosa, tu recibo de electricidad no refleja grandes cambios por un pequeño olvido ocasional y no estás cometiendo ningún delito.

Ahora imagina que llegas a casa de hacer el súper, todas y cada una de las cosas que has comprado vienen empacadas en diferentes tipos de material, eso irá a parar a la basura tarde o temprano, plástico, cartón, vidrio y orgánicos, todo dentro de la misma bolsa.

Todo esto parece tan cotidiano que no ves el error en ello, y ese error es lo que está haciendo que cada uno de nosotros ponga su granito de arena para acabar con el medio ambiente, ¿por qué? Te lo explico a continuación:

Las grandes corporaciones a las que tanto culpas de la contaminación, son las que precisamente se encargan de brindarte los productos y servicios que tan acostumbrado estás a exigir. En el caso de la electricidad, el dejar una de tus luces encendidas innecesariamente, está provocando que la compañía de electricidad trabaje para brindarte ese servicio, lo cual quiere decir que dentro de su proceso de generar energía, las plantas eléctricas producen emisiones de calor, gases y residuos tóxicos que, obviamente, afectan al medio ambiente. Dentro de esas emisiones se encuentra la producción excesiva de CO2  o dióxido de carbono. Esta emisión se produce debido a la quema de combustibles fósiles como el carbón o gasolina.
Los generadores necesitan combustible para producir electricidad, al igual que un coche carga su batería para que tu estéreo y las luces funcionen, entonces es necesario quemar enormes cantidades de combustible para asegurar que cada vez que conectes tu celular a la corriente eléctrica, puedas respirar tranquilo al ver que tus “barritas” están subiendo.

Pero, ¿Qué pasa entonces con el CO2?

El dióxido de carbono es un gas que existe y siempre ha existido en el medio ambiente, se encarga de que la tierra mantenga su temperatura, a esto se le conoce como el Efecto Invernadero. Muchos de los seres vivos, como los humanos y muchos animales, respiramos oxígeno y exhalamos dióxido de carbono. Durante la fotosíntesis, los árboles y las plantas, durante el día, absorben el CO2 y lo convierten en oxígeno para que sigamos respirando.


¿Entonces porqué tanto escándalo?

Bueno, imagina que vas tarde al trabajo y llegas corriendo a un elevador lleno de personas, para tu mala suerte, hay un corte de electricidad, el elevador se atasca y no hay aire acondicionado dentro, tienes que esperar por horas a que sea reparado, muy mal.
Una vez dentro, el aliento y de las personas a tu alrededor empieza a llenar el espacio; todos respiran, entonces todos consumen oxígeno y exhalan dióxido de carbono. Por suerte para ti el elevador no está herméticamente sellado, sin embargo no hay ventanas ni otro tipo de ventilación que facilite la entrada de aire limpio. Al poco tiempo empiezas a notar que la temperatura sube, pues el aliento es cálido, el ambiente se vuelve sofocante y esto aumenta la temperatura de tu cuerpo y te hace sudar. No te preocupes, no morirás asfixiado, pero seguramente si pasarías un muy mal rato.

 

Ahora, llevemos esto a gran escala, las paredes del elevador son como la atmósfera de nuestro planeta. Además de nuestra respiración y la de muchos otros seres vivos y plantas, sumemos nuestros coches y medios de transporte a las enormes y desmesuradas emisiones que producen las miles de millones fábricas y plantas eléctricas alrededor del planeta, que tanto trabajan para “nuestro bienestar”. Todo ese gas y calor no tiene a donde ir, entonces aumenta la temperatura de nuestro planeta.

Me gustaría decir que hemos cuidado muy bien de nuestros bosques y selvas para que ellos nos ayuden a convertir el CO2 en oxígeno, pero creo que todos sabemos muy bien que no es así.
A todo esto se le conoce como Calentamiento Global, probablemente estabas harto de escucharlo, pero no sabías bien cómo funcionaba. Y ese es solo uno de los problemas que existen, está la lluvia ácida, la contaminación de ríos, lagos y mares por desechos tóxicos, la tala excesiva, etc.

Por cierto, ¿te gustan los Calzados de Seguridad? Deberías echarle un vistazo a estos modelos. 😀

 

Muchos escépticos se preguntarán, “¿Dónde está la prueba?

Pues la verdad es que la vives todos los días, ha iniciado lentamente desde los inicios de la Revolución Industrial(cuando los humanos creamos las fábricas  para producir en masa todos nuestros productos y servicios), desde entonces las emisiones han ido en aumento, así como el número de fábricas y también el número de personas solicitando más y más productos y servicios.

 

El daño ya es visible, podemos notarlo en los cambios de temperatura tan molestos para nosotros, en algunos lugares el calor es excesivo, puedes freír un huevo en el pavimento.



En algunos otros los cambios son tan drásticos que un día hace frío y al otro hace calor, es molesto para ti y tu guardarropa. Sin embargo, los efectos los podemos notar también en los glaciares y como cada día se van derritiendo más y más rápidamente. Decían que eso algún día elevaría el nivel de nuestros mares. Pues ese día ha llegado, en México, nuestras playas más hermosas en el caribe, como Cancún, tienen que ser rellenadas de arena cada temporada pues el oleaje se come bastantes metros de playa al año. La arena es extraída del fondo del mar y colocada en las playas nuevamente, sin embargo a los pocos meses, metros de playa desaparecen “misteriosamente”.

 

¿Qué más evidencia necesitas para saber que algo no anda bien?

Grandes tormentas, huracanes, fuertes vientos en D.F. hace unos días, una ola de frío excesiva el mes pasado en Tennessee, E.U. que dejó 22 muertos, una inundación en Perú, también en Febrero, con 20 muertos y más recientemente el nuevo “Hoy No Circula”.

Una vez, alguien me contó que si pones una rana en una olla con agua, la colocas en la estufa y la enciendes a fuego lento, la rana se irá acostumbrando a cómo aumenta la temperatura del agua lentamente, se adaptará tan fácilmente que no se dará cuenta, cuando el calor sea demasiado y decida saltar será demasiado tarde, su cuerpo y músculos estarán tan dañados que no le responderán y morirá hervida.

¿Suena todo muy preocupante no?

Pues la verdad es que si lo es, y lo ha sido así desde hace ya muchos años, lamentablemente muchos se interesan más en los memes y GIFs de las redes sociales y continúan abusando de la energía eléctrica y generando basura.

¿Te has interesado? ¿Qué puedes hacer?…

Bueno, lamentablemente el daño que hemos hecho es irreparable, lo que podemos hacer ahora es minimizar el impacto que seguimos teniendo con el simple hecho de existir y necesitar de servicios y diversos productos. ¿Cómo? Pues primero apaga la luz cuando no es necesaria. Los dispositivos electrónicos tienen maneras de hacerte ahorrar batería, como bajando el brillo cuando no es necesario, cerrando aplicaciones que no estás usando, apagando el wifi y bluetooth cuando no los utilizas, algunos incluso tienen una aplicación pre-instalada para que automáticamente haga casi todo eso por ti. (5 apps para ahorrar batería http://goo.gl/CixI8K)

Muchos de los productos que compras a diario terminan en la basura, interésate en el reciclaje. El reutilizar vidrio, plásticos, papeles y cartones hace que las fábricas no tengan que producirlos nuevamente, no sirven de nada haciendo más grandes los basureros. ¡Aún existen los envases retornables! De todos modos vas al Oxxo cada 5 minutos.

Si eres creativo, aplicaciones como Pinterest ( https://es.pinterest.com/ ) te enseñan a crear desde arte, hasta muebles y decoración a base de productos reciclados que encuentras en cualquier hogar.
El separar la basura desde tu casa facilita a que sea recolectada posteriormente y si de verdad estás muy interesado en ayudar, hay empresas que se encargan de recoger la basura separada, incluso algunas hasta pagan por ello, solo organiza a tus vecinos para que juntos puedan hacerlo, pues las empresas necesitan de cantidades considerables para invertir en el viaje hasta tu colonia.

Investiga más aquí: http://www.nomasbasura.org/

Las grandes corporaciones son reguladas y tienen que cumplir cada vez más con estándares de protección ambiental, pero si tú como comprador no moderas tu consumo, ni exiges materiales menos tóxicos, las empresas tienen que seguir produciendo más y más. No se trata de que vayas y toques a la puerta de la fábrica a exigir que cambien sus procesos, pero si eres un poco más observador, verás que hay distintas marcas que ofrecen el mismo producto, y muchas de ellas son empresas que se preocupan por el medio ambiente y utilizan materiales menos tóxicos, sus procesos de fabricación son más ecológicos, vamos, incluso sus empaques son más pequeños y hechos a base de materiales biodegradables o reutilizables.

Todo esto depende de ti, de nosotros, siempre que nosotros necesitemos algo, demandemos y exijamos un producto o servicio, existirá una fábrica destinada a brindártelo. Poco a poco, uno a uno, haremos en conjunto los casi 7 mil millones de seres humanos que existimos en el planeta, todos juntos podemos hacer que solo los mejores estén a la cabeza de brindarnos lo que necesitamos, juntos podemos minimizar nuestro consumo y ayudar a quienes se interesan en reutilizar lo que desechamos. Es mejor que los 7 mil millones hagamos cambios a que hagamos daños.

Fotografía: Perisgop

 

¡Cuéntanos cómo pones tu granito de arena para ayudar al medio ambiente!

Comparte con nosotros tus experiencias o ideas que tengas acerca de cómo ayudar a conservar nuestro medio ambiente, ¡hasta revisar menos tus notificaciones cuenta¡ (también por salud mental).

¡No olvides suscribirte a nuestro boletín para recibir más publicaciones interesantes y obtener descuentos especiales en nuestros productos!

Acerca del autor

Ismael Monarrez Mauricio

Lic. Administración de Empresas con especialidad en Turismo